Ancelotti quiere que el partido de Liga sea un entrenamiento para la Champions