El Bernabeu, orgulloso de su Balón de Oro