Así fue la jugada de laboratorio del Barça que terminó con un paradón de Navas