El Atlético recuperó su identidad en el derbi