El Almería sigue en Primera y los aficionados invaden el campo