El Barça intentará domar a unos 'leones' crecidos pero agotados

Fernando Amorebieta disputa un balón con Cesc FábregasReuters