El Levante cura la herida europea y fusila al Valencia