El Levante, de paseo por la Plaza Roja de Moscú