Dos goles y un balón al larguero de un tremendo Ronaldo Nazario en sus 120 kilos