Casillas sufre desde el palco