Higuan no aprovechó la oportunidad