Lluvia de multitudes en la llegada del Barça a Sevilla