Los cinco jugadores que más corrieron fueron los del Legia: El Madrid roto y sin excusas