Los jugadores del Rayo Vallecano se entretienen con un calcetín