El vestuario del Madrid, en el punto de mira: sin orgullo y no responden ante los grandes