Los jugadores del Granada volvieron a salir al campo para celebrar la permanencia