Los jugadores del Barça siguen con el buen humor tras la fiesta de Halloween