Acaba en el hospital al recibir el impacto de un termo mientras celebraba un gol