La jugada clave en la que Messi no quiso conectar con Griezmann