Los jardineros en Croacia dibujaron una posible esvástica en un partido de la UEFA