Dos italianos, acusados por su posible implicación en la agresión a un aficionado del Liverpool