La prensa inglesa no tiene piedad con Mourinho: “Humillación en Stamford Bridge”