Los incidentes en la Fan Zone de París acabaron con 40 detenidos y varios heridos