El castigo que podría caerle a Ibrahimovic y a Mings por sus mutuas agresiones