Las lágrimas de Iago Aspas que demuestran su amor incondicional por el Celta de Vigo