Cristiano rompió la mano de un niño en un lanzamiento de falta