El Granada no puede con un Sevilla con diez