Aguirre deja a Anquela contra las cuerdas