El espectacular recibimiento al Sporting en Gijón: del recuerdo a Quini, al éxtasis del Molinón