El Getafe sufrió lo indecible pero se salvó y afrontará su 11ª temporada en Primera