El Levante saca petróleo del Coliseum