Empate a bostezos en el Coliseum