Un portero iraní suspendido hasta 2017 por… ¡llevar unos pantalones de Bob Esponja!