Se suspende el Brasil-Argentina tras irrumpir las autoridades para llevarse a cuatro jugadores argentinos