De la suplencia de Özil en la Premier a la cantada de Ter Stegen en Alemania