Así suena el ‘You’ll never walk alone’ en Glasgow