Muller certifica la remontada de Alemania ante Rumanía con un gran cabezazo (2-1)