Futbolistas de equipos españoles juegan esta semana en África bajo la sombra del ébola