Un jugador no devuelve el balón al equipo rival y marca un gol