Gnabry se saca un zapatazo de la chistera para poner las tablas ante Rumanía (1-1)