A la espera de que finalmente se aclare su futuro, De Gea se enfrenta al Barcelona