La espeluznante patada que acabó en expulsión en el amistoso Portugal- Inglaterra