Kudryashov, héroe para Croacia y el villano para Rusia: el gol que vale el pase directo al Mundial