El desprecio de Cristiano Ronaldo, desquiciado, a sus compañeros en el vestuario: "Jugamos una mierda"