Cristiano y Georgina pasan de todo: se saltan el confinamiento para irse de vacaciones y se alojan en un hotel cerrado por el coronavirus