Vergüenza en Portugal tras caer con Albania