Nervioso, desafiante y metódico: así vivió Benítez su triste despedida en Nápoles