Mourinho muestra su cara más simpática tras vencer al Manchester City