Los aficionados del fondo de Mestalla recibieron a Diego López con insultos