Messi e Higuaín, una pareja explosiva